El Callejon - Anabel

«El Callejón» y «Anabel» (Antonio Trashorras)

Antonio Trashorras es productor, guionista y director de cine y televisión. Como productor, ha participado en series y programas de televisión como «Los Serrano«, «Verguenza» o «Muchachada Nui» (como director de contenidos de la productora Hill Valley). En su faceta de guionista, debuta en el año 2001 escribiendo junto a Guillermo del Toro la exitosa «El espinazo del diablo«, y ha participado hasta la fecha en el guión de varias películas como «Los Totenwackers (2007)«, «Eskalofrio (2008)» o «Agnosia (2010)«.

Pero esta doble sesión, con entrante de regalo, la he preparado con sus trabajos como director, en los cuales también ha escrito el guión (lo que se conoce como cine de autor de toda la vida). Antonio Trashorras debuta en 2002 con los cortos «¿Quién es el asesino?» y «¡De Potra!» y unos años mas tarde, entre 2006 y 2007, participa dirigiendo algunos capítulos de la serie de Tv «D-Calle«. Es en 2008 cuando realiza su primer trabajo más profesional, el corto titulado «Dos manos zurdas y un racimo de ojos manchados de gris«. Dedicado por el director, en los créditos finales, a Florinda Bolkan, Lucio Fulci, Edwige Fenech, Sergio Martino, Mimsy Farmer y Francesco Barilli, se trata de un pequeño homenaje al cine de principios de los 70, observándose referencias claras al cine giallo y a películas como «La semilla del Diablo (1968)«. A continuación os dejo el corto por si quereís echarle un ojo. Me gustaría verlo en una buena calidad para valorar la fotografía, pero solo he podido encontrar esta versión. 

Y tras abrir boca con este cortometraje, podemos comenzar la doble sesión de hoy. «El Callejón» y «Anabel«, dos películas con varios nexos en común: Mismo director, reducido reparto – pudiendo disfrutar en ámbas de la actuación de Ana de Armas – y presupuesto, y una duración menor a los 90 minutos (siempre +1).

El Callejón (2011)

Rosa (Ana de Armas) es una limpiadora de hotel que está intentando conseguir un trabajo como actriz. De hecho, es con un casting con el que comienza la película, el cual sirve tambíen de créditos iniciales. Esta secuencia inicial resulta desconcertante en relación al tono de terror y thriller que te esperas, mostrando a Rosa realizando un psicodélico baile, cercano a la comedia, al más puro estilo italia de los 70’s. Esa misma noche, Rosa es llamada para repetir la prueba al dia siguiente, por lo que debe tener limpio el vestido. Sin embargo, su hermana le avisa de que la lavadora de la casa se ha estropeado, lo que nos conduce a espectadores y protagonista a la lúgubre lavandería en el solitario callejón emplazado en ningúna parte. Allí, Rosa comienza un juego del gato y el ratón con una figura masculina amenazante.

Con prácticamente una localización, un puñado de actores y actrices y una duración de 75 minutos, aunque en ocasiones puede resultar falta de ritmo y se le ven algunas costuras, «El Callejón» se presenta como un pequeño y agradable ejercicio de homenaje al género fantástico. Hay que recordar que se trata del primer largo del director. Respecto al reparto, Ana de Armas sostiene y solventa con éxito practicamente todo el peso de la película, completado con el resto de personajes de una manera cumplidora. Por último, mencionar el simpático giro final hacia el que la película va dando pinceladas y detalles a lo largo del metraje.

Fotograma El Callejon (2011)

Anabel (2015)

«Cris (Ana de Armas) y Sandra (Rocío León) están buscando a alguien para alquilarle una habitación, tras la marcha de la antigua compañera de piso Anabel. En una de las entrevistas, y aunque no encaja con el perfil que buscan, se deciden por elegir a Lucio (Enrique Villén), un hombre que se encuentra sin trabajo.«

Anabel se sostiene y sustenta su fuerza sobre dos elementos diferenciados. Por un lado, sobrevuela constantemente el pensamiento de quíen era Anabel y qué ocurrió realmente con ella. Por otro, tenemos la misteriosa figura de Lucio del cual no sabemos quién es ni sus verdaderas intenciones en el piso. Uno de los aciertos que le veo es el montaje. En el primer tercio, el director nos muestra escenas del día a día de los tres personajes que en principio parecen normales. Sin embargo, luego vemos estas escenas alargadas, mostrándonos una acción por parte de Lucio que sirven para desarrollar las intenciones del personaje y dar un mayor misterio e inquietud a la trama. 

Finalmente, en su resolución no es tan importante ni el qué ni la respuesta a estas dudas que plantea, lo cuál me deja con un mal sabor de boca. Sin embargo, Anabel es un agradable camíno de 70 minutos, que consigue por momentos crear una atmósfera propia, con unas correctas actuaciones del trío protagonista (sobretodo Enrique Villén). Podeís disfrutar de ella en Filmin y adquirirla en DVD en Regia Films.

Fotograma Anabel (2015)

Nota: ★★½

Difunde el culto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *