Las tres caras del miedo - La noche de los diablos

«Il Tri Volti della Paura» y «La Notte dei Diavoli» (La Familia del Wurdalak)

Nexo: El nexo en común de las pelícuas que conforman esta Doble Sesión es que ambas obras adaptan el relato «La familia del vurdalak (Sem’ya Vurdalaka)» escrito por Alexei Tolstoi en 1893. Este relato cuenta como, en uno de sus viajes, el marqués d’Urfé acaba en un pequeño pueblo de Serbia pasando la noche en la casa de unos campesinos. La familia está preocupada esperando la vuelta de su padre, el cual salió hace días en busca de un bandolero turco. Si no regresa en diez días deberán clavarle una estaca, ya que se habrá convertido en un Wurdalak. Los Wurdalak son unos vampiros que sólo pueden alimentarse de la sangre de sus seres queridos, a los cuales una vez que muerden convierten tambíen un wurdalak. Además, se da la casualidad de que ambas producciones son italianas. He propuesto comenzar con «I tre volti della paura (1963)«, en la que se adapta el relato en uno de los segmentos, para terminar con «La notte dei diavoli (1972)«. Sin embargo, podeís elegir el orden que querais.

I tre volti della paura - La notte dei diavoli


«I TRE VOLTI DELLA PAURA» (1963)

Tras dirigir «La ragazza che sapeva tropo» ese mismo año, el maestro y artesano Mario Bava dirigía «Las tres caras del miedo«, antología de terror que adapta tres historias. La película es presentada por Boris Karlof, el cual participa en el segmento que nos ocupa en esta doble sesión. Antes de comenzar, deciros que, personalmente, os recomiendo que veáis la versión italiana frente a la americana (llamada Black Sabbath), ya que en esta última hicieron varios cambios como cambiar el orden de los segmentos y algo de la trama del primer segmento. En Filmin tenéis la versión italiana y la edición de Arrow contiene las dos versiones.

En la primera historia, llamada «Il Teléfono«, vemos a una mujer en la soledad de su casa que comienza a ser asediada por teléfono por lo que parece ser un maniaco sesuale. Con una decoración recargada, el uso de la iluminación y los colores, las llamadas de teléfono… Mario Bava muestra mucho de lo que veríamos en el maravilloso gialli «Sei Donne per l’assassino» un año después.

La segunda historia, «I Wurdalak«, adapta bastante fielmente el relato como veréis. El segmento comienza con un hombre montado a caballo que encuentra el cadáver de un bandolero turco. Como en la obra original, el hombre pasa la noche en una casa, donde la familia espera el regreso del padre. La historia basa su fuerza en el suspense generado entre la familia, el cual pasa al espectador, sobre si al volver el padre justo a media noche del último día, este es un wurdalak o no. Ambientado en un pueblo europeo de época, con una familia acechada por una maldición/creencia sobrenatural, inquietantes planos de personajes -sobretodo niños- parados tras las ventanas, atmósfera recargada… Si la anterior historia podría decirse que era un proto «Sei Donne per l’assassino«, esta sin duda lo es de «Operazione Paura (1966)«, donde los elementos citados son utilizados con un mayor acierto y efectividad.

I tre volti della paura - I Wurdalak

Por último, tenemos la historia de «La goccia d’acqua«, la cual es para mí, la más disfrutable de las tres. Una cuidadora es avisada por teléfono, tras la muerte de la marquesa a la que cuida, para que acuda a su casa a ponerle el vestido del entierro. Mientras le cambia de ropa, no puede evitar fijarse en el anillo de diamante que viste en su mano. Un cádaver, genialmente construido por Eugenio Bava (el padre de Mario), un anillo, una mosca y el sonido de una gota

«LA NOTTE DEI DIAVOLI (1972)»

Dirigida por Giorgio Ferrani, «Night of the Devils» es su segunda obra más conocida dentro del terror europeo de la época, por detrás de «Il mulino delle donne di pietra (1960)» (la cual recomiendo desde aquí). Del mismo modo que ocurriría en ella, en «La noche de los diablos» Giorgio se toma su tiempo para crear atmósfera y mantener al espectador en la historia haciendo uso de un ritmo pausado, que no aburrido.

«Un hombre (Nicola) llega a la ciudad desde el bosque, con amnesia y sin saber muy bien como ha llegado. Nicola comienza a recobrar la memoria y vemos como, tras un accidente de coche, acabó en un pueblo fantasma habitado por una misteriosa familia. Los miembros de la misma parecen temer a una presencia que vive en el bosque y que les acecha por la noche.»

La notte dei diavoli

Son varios aspectos que destaco de la película. El primero es la estética y la atmósfera que crea -como ya he dicho antes-, donde el espectador va descubriendo lo que ocurre de la mano del protagonista. Otro punto son puntuales y efectivos momentos sangrientos y algo turbios, con unos más que conseguidos efectos plásticos para la época. Destaca tambien la imagineria visual de la escena que abre la película, en la que vemos imágenes del subconsciente del protagonista al ser analizado por el médico. Respecto al relato original, se toman elementos y se varían/añaden otros, en favor de la película a mi juicio. Si la comparamos con la adaptación de Bava, volvemos a encontranos con esos planos de personajes en el exterior y con inquietantes escenas con niños como protagonistas.

Difunde el culto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *