Ceremonia Sangrienta (Jorge Grau, 1973)

Antes de dirigir uno de los clásicos de culto del fantaterror patrio «No profanar el sueño de los muertos«, Jorge Grau escribía y dirigía Ceremonia Sangrienta, co-producida entre España e Italia y estrenada en 1973.

En Ceremonia Sangrienta, conocida en el mercado internacional como “The Legend of Blood Castle”, Jorge Grau combina de manera más que efectiva dos de los mitos más famosos y conocidos del imaginario fantástico. Por un lado, y figura central de la película, tenemos a la bella Erszebeth Bathory, conocida por las creencias de que solía bañarse en sangre de vírgenes obsesionada por mantenerse joven. Por otro lado, en el pueblo en el que se desarrolla la historia está muy presente el miedo y la creencia de la existencia de vampiros, tras la reciente muerte de un vecino. El tema del vampirismo servirá para darle un giro bastante interesante y simpático a la trama de Elizabeth y la muerte de las doncellas vírgenes del pueblo.

Elizabeth Bathory (interpretada por una poderosa Lucia Bosé) ya muestra desde el comienzo una extraña y cercana relación con la sangre, ejemplificado en una escena en la cocina en la que una de las doncellas, interpretada por Ewa Aulin La morte ha sorriso all’assassino, 1973″), aparece mezclando la masa para el pan con sangre de palomas en celo. Con esa misma doncella se produce un altercado en el que Elizabeth le da un golpe, manchandose de su sangre y observando posteriormente como su piel se ha vuelto más blanca. Es tras ese momento que Bathory comienza a obsesionarse con la sangre como posible método de rejuvenecimiento y cuando comienza a terminar con la vida de las jóvenes doncellas vírgenes del pueblo. 

A su vez, existe la creencia en el pueblo de que un vecino que acaba de morir ha sido visto días después y por lo tanto es un vampiro. Tras realizarse un juicio popular para tomar una decisión sobre que hacer con el cadáver, finalmente deciden quemarlo y subastar las posesiones del fallecido, entre las cuales el marqués Karl Ziemmer (Espartaco Santoni), marido de Bathory, adquiere un medallón que se cree maldito

Elizabeth Bathory

Destaca la ambientación y la atmósfera sucia y turbia que el director consigue crear, mostrándonos un pueblo lleno de miedos, supersticiones, creencias y ritos en torno a los vampiros y a la muerte. La película goza de gran poderío visual y estético en varias de sus escenas, destacando la escenificación de las muertes de las jóvenes del pueblo y el memorable momento del baño en sangre de Bathory (imposible no acordarse de la escena de “Hostel 2 (2009)”). Otro momento a destacar es hacía el final, cuando la culpa y los remordimientos acuden a Bathory de una manera casi tangible.

Si os interesa conocer algo más sobre ella, la figura de Elizabeth Bathory ha sido tratada en varias ocasiones en el cine. Algunos ejemplos son: El segmento llamado “Erszebeth Bathory” en la antología “Inmoral Tales (1973)” de Walerian Borowczyk, la producción de la HammerCountess Dracula (1971)” o la más actual “The Countess (2009)” escrita y dirigida por Julie Delpy.

Como curiosidad y aunque, como ya he dicho, las escenas gozan ya de por sí de suficiente poderío visual, investigando sobre la película he encontrado que existe una versión no editada oficialmente (creo) en la que varias escenas en cuestión tienen unos segundos más de desnudos y de sangre. De hecho, para la versión en España se re grabaron esas escenas con las actrices vestidas (cosas de la censura del momento). En el vídeo de abajo podéis ver la comparación entre las dos versiones.

Nota: 8/10


Ceremonia SangrientaCEREMONIA SANGRIENTA

Dirección: Jorge Grau

Guión: Jorge Grau, Sandro Continenza, Juan Tébar

Música: Carlo Savina

Fotografía: Fernando Arribas, Oberdan Troiani

Reparto: Lucía Bosé, Espartaco Santoni, Ewa Aulin, Ana Farra, Silvano Tranquilli, Lola Gaos, Enrique Vivó, María Vico, Ángel Menéndez, Adolfo Thous, Loreta Tovar, Miguel Buñuel, Fabián Conde, Estanis González, Juan José Otegui, Rafael Vaquero

Género: Terror. ITALIA – ESPAÑA. 1973.

Duración: 102 minutos.

 

 

 

Difunde el culto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *